Denuncian la desaparición forzada de Carmen Elizabeth Oviedo Villalba

Destacados Internacionales

Nora Cortiñas, la familia Villalba y organizaciones  nucleadas en la campaña #EranNiñas participaron de una conferencia de prensa en la que se informó sobre la desaparición forzada en el Paraguay de la joven de 14 años. Hija de los presos políticos Carmen Villalba y Alcides Oviedo Brítez, es además  prima de las niñas argentinas Lilian Mariana y María Carmen Villalba de tan sólo 11 años, que fueron ejecutadas por fuerzas militares en el norte paraguayo. El martes 29/12 a las 16:30 horas convocan a marchar desde el Congreso a la Embajada del Paraguay para denunciar el caso y exigir la aparición con vida.  

Myriam Villalba, tía de Carmen, participó de la conferencia de prensa donde indicó que la niña se encuentra desaparecida desde el 30 de noviembre, cuando fue vista por última vez en el departamento de Concepción de la vecina república. Laura Villalba, madre de María Carmen, una de las niñas argentinas asesinadas por las fuerzas paraguayas,  fue detenida el 23 de diciembre por militares en el departamento de Amambay. Allí pudo informar que perdió contacto con la niña y que existen al menos dos testimonios que indican que pudo haber sido detenida por la Fuerza de Tarea Conjunta del Paraguay.

Como contaron sus familiares en numerosas ocasiones, Laura viajó al Paraguay junto a su hija María Carmen y su sobrina Lilian. Ambas de 11 años, ambas argentinas, querían conocer a sus padres, luchadores campesinos. Las niñas fueron emboscadas, torturadas y ejecutadas fingiendo un combate con el EPP que jamás existió. Laura, golpeadísima por el asesinato de su hija y su sobrina, quedó atrapada en Paraguay sin poder regresar a la Argentina donde vivía, trabajaba y estudiaba.  Y junto a ella quedó también atrapada Carmen Elizabeth Oviedo Villalba, de 14 años, quien se encontraba cursando sus estudios secundarios en nuestro país. Laura se encuentra detenida y acusada de ser un “elemento logístico” fundamental para la “organización terrorista”, siendo que hasta el año pasado ella llevaba más de diez años viviendo en Argentina con su familia.

Myriam, quien recordó en la conferencia cómo “ejecutaron y torturaron a mi hija Lilian Mariana”, indicó que Laura y Carmen quedaron perdidas tras la represión sufrida ya que no se orientaban en el monte. Luego de que pierda contacto con su sobrina, quien se encontraba herida, “Laura todo este tiempo se abocó en su búsqueda, y en reiteradas ocasiones en algunas de las comunidades dijeron que vieron como Carmen era llevada a la fuerza por miembros militares, otros testimonios indican que participó personal de civil”.

“Hasta ahora no ha aparecido, de toda esta situación responsabilizamos al gobierno de Mario Abdo Benítez que persigue, tortura y ejecuta a niños. Solicitamos a la comunidad que nos ayude para encontrarla, afirmamos que se trata de una desaparición forzosa”.

Myriam Villalba indicó además que “Laura se encuentra privada de libertad en un cuartel militar, es la primera vez que una mujer es llevada a un cuartel siendo civil, está incomunicada, no se encuentra bien de salud, está siendo sometida a torturas psicológicas, a una situación de aislamiento. Es importante aclarar que “ella no es beligerante, ella se encontraba en la provincia de Misiones hasta el 2019”. Indicó además que “hablaron los militares que intervinieron en su detención y le incriminan ser la mamá de María Carmen y tener el apellido Villalba”. “Pido a las organizaciones paraguayas e internacionales que tomen el caso, que pidamos la libertad de mi hermana Laura, madre de la niña María Carmen que fuera asesinada el 2 de septiembre, y exijamos la aparición con vida de Carmen”.  

La integrante de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora,  Nora Cortiñas, indicó que “estamos indignadas con el accionar del gobierno paraguayo, tanto por el asesinato de estas dos niñas como la persecución y amenaza a la familia Villalba, y ahora la desaparición de Carmen. Estamos acompañando a esta familia que está siendo perseguida y amenazada, tenemos que hacer un gran pedido y una gran campaña para que aparezca esta niña. La infamia del gobierno paraguayo tiene que terminar, ya no pueden existir estas situaciones de impunidad a las que estamos asistiendo. Vamos a tener que hacer un pedido al gobierno argentino por este tema, somos pueblos hermanos y no podemos tolerar que se hagan estas cosas”.  

Por su parte Laura Taffetani, integrante de la Gremial de Abogados, indicó que “esta nueva situación fue acompañada por declaraciones expresas de las fuerzas paraguayas que han focalizado la lucha contra lo que llaman “terroristas” en los niños y las niñas que son familiares de los integrantes del EPP”. Se hace necesaria “la lucha desde nuestro país ya que hace diez años que Carmen residía y estudiaba en nuestro país, urge la solidaridad, tenemos que intervenir ya, en estas circunstancias el tiempo vale oro”.

Gustavo Franquet, también integrante de la Gremial, indicó que “el Estado paraguayo conocía que se encontraban presentes familiares de los integrantes del EPP y planificó las acciones considerando que era una ventaja táctica la presencia de niñas/os porque les dificultaría la defensa”. Para ellos “esto son éxitos políticos, así los presentó el Presidente del Paraguay” recordó, haciendo referencia al twitt donde Abdo Benítez se hizo fotografiar en el escenario de los crímenes y celebró que “dos integrantes de este grupo armado han sido abatidos”.

En tanto que Gabriela Schvartzman Muñoz, profesora y militante feminista paraguaya, indicó que “es difícil para las organizaciones sociales y feministas que estamos acompañando esta causa instalarla socialmente, porque hay un gran proceso de criminalización contra las organizaciones que están en lucha o que se solidarizan con cualquier situación que tenga que ver con la familia Villalba”.

Cabe destacar que como indicó Human Rights Watch, se cometieron graves irregularidades en la investigación de las muertes de las niñas argentinas. “El Gobierno paraguayo debe permitir el trabajo de peritos forenses independientes”, exhortó la organización internacional. “Las autoridades de Paraguay destruyeron pruebas fundamentales relacionadas con la muerte de dos niñas argentinas de 11 años causada por agentes de fuerzas de seguridad del Estado y violaron tanto sus propios protocolos de investigación como normas internacionales de derechos humanos”, agregaron.

Deja un comentario