Economía Popular, Cooperativismo y Agricultura Familiar

Gestión publica

Por Franco Cicerone

En su primera aparición como flamante presidente de la Nación, entre otras cuestiones relacionadas al Nuevo Contrato de Ciudadanía Social y en especial en lo que respecta a los Acuerdos Básicos de Solidaridad en la Emergencia, Alberto Fernández nos habló acerca de la Economía Popular, el Cooperativismo y la Agricultura Familiar. Pero ¿a qué se refiere con la adopción e implementación de este tipo de medidas? En su discurso inaugural como nuevo presidente de la República, si bien han sido mencionadas, no se ha especificado el alcance y el poder de estas herramientas. Es cierto que fueron anunciadas en el marco de un discurso y que los detalles de estas propuestas serán conocidos más adelante, pero aun así cabe preguntarse: cómo se podrán poner en práctica, para quiénes están dirigidas y quiénes son los actores que intervendrán en su implementación. 

Por Franco Cicerone

¿Qué es la Economía Popular? Para la CTEP[1], “la economía popular es el sector económico que anda en chancletas”, en otras palabras, es la forma en que los sectores populares administran los recursos que tienen a su alcance. De raigambre piquetera, la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular pareciera ser el destinatario de las palabras de Alberto. Todas estas organizaciones sociales que proceden de diferentes corrientes ideológicas y partidarias se nuclean con el objetivo de establecer “un salario social estable y digno para todo aquel que trabaja” no inferior al mínimo vital y móvil, como también centrarse en la lucha por los derechos laborales. Es decir, tomar a la Justicia Social como guía para la persecución de una vida digna que esté al alcance de todxs lxs trabajadorxs, de todxs lxs argentinxs. Y si hablamos de organizaciones que han surgido al calor de una de las peores crisis que ha sufrido el país, qué mejores actores para llevar adelante la actual crisis económica y social que aquellos que conforman la Economía Popular.

En el caso del Cooperativismo al que hace alusión Alberto Fernández, pareciera ser esta la matriz, la lógica del accionar de la Economía Popular y de la Agricultura Familiar. De propiedad colectiva y gestión democrática estas asociaciones representan un modelo alternativo que ha demostrado ser efectivo frente a situaciones similares a la actual. En un país que posee un 40% de pobreza y cuya actividad económica se encuentra en franca contracción[2], la reactivación de la misma deberá producirse desde el llano.  Pero ¿a qué nos referimos con “Agricultura familiar”? Desde una óptica citadina, la agricultura se nos hace una actividad lejana e imposibilitada, hasta censurada producto del asfalto y del trajín de la vida “moderna”. Sin embargo, representa el 66% el modelo productivo de las familias que viven en el campo y, a su vez, representa a 250.000 establecimientos productivos que involucran a 2.000.000 de personas[3]. Si tenemos en cuenta una de las propuestas centrales a llevar a cabo en su mandato, el Proyecto Nacional de Desarrollo, que busca la re – orientación de la economía; las economías regionales cumplen un rol fundamental, no solo porque diversifican la economía, sino porque descentralizan la matriz productiva. La eliminación del binomio “argentinos de primera y argentinos de segunda” estará sujeta a la proliferación de medidas de incentivación de la Agricultura Familiar y la descentralización del poder económico, un “guiño – guiño” al sistema federal y a sus representantes: lxs gobernadorxs.

Aún está todo por verse, pero estos lineamientos muestran a las claras la posición que pretende tomar la administración Fernández durante su mandato, y el compromiso que le ha encomendado el pueblo argentino. Lo que sí queda en evidencia es que el manto neoliberal ya no recubre estas tierras y su huida es tan o igual de estrepitosa como lo fue su gestión.


[1] Fuente: Trabajo y Organización en la Economía Popular, CTEP, 2017

[2] Fuente: https://www.indec.gob.ar/

[3]Fuente: https://www.argentina.gob.ar/senasa/programas-sanitarios/agricultura-familiar




1 comentario sobre «Economía Popular, Cooperativismo y Agricultura Familiar»

Deja un comentario